post-2El proyecto de preescolar del Colegio Santa María del Rosario, busca la formación integral y armónica de sus estudiantes, propiciando un sano desarrollo de los niños y niñas en todas sus dimensiones. El proyecto concibe el desarrollo, caracterizado por tres aspectos:

En primer lugar, el desarrollo cognitivo, lingüístico, social y afectivo de los niños no es un proceso lineal. Por el contrario, se caracteriza por un funcionamiento irregular de avances y retrocesos. En segundo lugar, el desarrollo no tiene un principio definitivo y claro, es decir, no inicia desde cero. Y en tercer lugar, el desarrollo no parece tener una  etapa  final,  en  otras  palabras,  nunca  concluye,  siempre  podría continuar.

Éste proyecto parte bajo la concepción, que cada niño es un ser único, con una especificidad personal activa, biológica, psíquica, social y cultural en expansión. Tal como lo señala la política pública para la primera infancia en Colombia.

El niño al ser reconocido como ser en permanente evolución, posee una identidad específica que se valora y respeta como parte esencial de su desarrollo psíquico cultural. Al reconocer en el niño su papel activo en su proceso de desarrollo, se reconoce también que no es un agente pasivo sobre el cual recaen acciones, sino que es un sujeto que interactúa con sus capacidades actuales para que en la interacción, se consoliden y construyan otras nuevas. Al reconocer al niño como sujeto en desarrollo, como sujeto biológico y sociocultural, debe aceptarse la incidencia de factores como el aporte ambiental, nutricional y de la salud, como fundamentos biológicos, y los contextos de socialización (familia, instituciones, comunidad) como fundamentos sociales y culturales esenciales para su desarrollo. Por tanto, el desarrollo no puede disociarse de procesos biológicos como la maduración y el crecimiento, ni de las dinámicas socioculturales, donde se dan las interacciones con otras personas y con el mundo social y cultural, propias del proceso de socialización.