Colegio Santa María del Rosario

¡Nuestra alianza educativa!

Trabajamos con la Solución Santillana Unoi para estar siempre a la vanguardia educativa. 

Como parte de la Solución de Santillana Unoi contamos con la Richmond Solution para desarrollar las competencias de lengua extranjera (Ingles) en nuestros estudiantes. 

Miembros de la Confederación Nacional de Colegios Católicos seccional Antioquia, alianza que nos permite acceder a capacitaciones y espacios pensados en el contexto para la educación.

Como miembros de CONACED nuestros egresados acceden a descuentos especiales en programas de pregrado con la Universidad Pontificia Bolivariana. 

La Universidad San Buenaventura presta su portafolio para nuestras convivencias con los estudiantes de grado décimo, además, nos presta asistencia en el programa de orientación vocacional y escuela de padres. 

Apuestas Experienciales

¡Para ser Exitosos, hay que ser Felices!

En el corazón de nuestra comunidad educativa, abrazamos la creencia de que el verdadero éxito se encuentra en la felicidad integral. Este año, estamos comprometidos a ofrecer una experiencia educativa donde cada paso hacia el éxito esté acompañado de alegría, plenitud y bienestar.

                   Nuestra Propuesta para un Año Escolar Exitoso:

                           Equilibrio entre Aprendizaje y Plenitud:

Buscamos un equilibrio armonioso entre el riguroso aprendizaje académico y el desarrollo personal de cada estudiante.

Creemos que un estudiante feliz es un estudiante motivado y exitoso.

  Fomento del Bienestar Estudiantil:

 Implementamos programas que promueven la salud mental y física de nuestros estudiantes.
Espacios de apoyo emocional y actividades que nutren el bienestar integral.

  Desarrollo de Valores y Habilidades para la Vida:

 No solo nos centramos en el éxito académico, sino también en cultivar valores sólidos y habilidades para la vida.
Inspiramos a nuestros estudiantes a ser ciudadanos responsables y compasivos.

Celebración de Logros Individuales:
Reconocemos y celebramos los logros académicos, artísticos y deportivos de cada estudiante.
Fomentamos un ambiente donde cada éxito personal es motivo de alegría colectiva.

     Ambiente Educativo Positivo y Colaborativo:
Creamos aulas y espacios donde la positividad y la colaboración son fundamentales.
Los profesores, alumnos y padres trabajan juntos en un entorno que inspira el crecimiento y la felicidad.

Nuestra Visión para el Éxito Estudiantil:
Estudiantes que prosperan tanto académica como personalmente.
Una comunidad escolar unida por la felicidad y el éxito compartido.
Graduados que llevan consigo una educación rica en conocimientos y experiencias significativas.

En el Colegio Santa María del Rosario, creemos que el camino hacia el éxito académico se ilumina con la luz de la felicidad y el bienestar. ¡Embarquémonos juntos en un año escolar lleno de aprendizaje, crecimiento y alegría!

Modelo Pedagógico

El Modelo Pedagógico aborda las concepciones que orientan el desarrollo curricular; las formas como el Colegio diseña, desarrolla y evalúa el plan de estudios, el modelo pedagógico (relaciones entre maestro, alumno y saber), los proyectos pedagógicos y el modelo de evaluación de los procesos de formación, así como las acciones que realiza para promover la  actualización y el mejoramiento de su estrategia curricular

Estas son nuestros principios formativos:

1. La educación exige cultivar las potencialidades del ser humano y de su entorno, a partir de la inteligencia, la voluntad y la acción, como elementos básicos del dinamismo del hombre. 

6. La persona, en su dimensión relacional, realiza la participación en solidaridad, gratuidad y comunión. 

2. La educación asume un hombre en concreto, con posibilidades diversas de realización. Cada persona posee su propia originalidad y por ello se realiza en la conquista de su autonomía y libertad. Hay gradación en las aptitudes de cada hombre y sus procesos llevan ritmos diferentes. 

7. La educación capacita para el trabajo y lo dignifica como medio de realización personal; esto significa organizar, optimizar y canalizar los componentes operacionales de la realidad para el bien común y para mejorar la calidad de vida. 

3. La educación conlleva al descubrimiento de la Verdad, lo cual exige el saber, el saber ser y el saber hacer. El saber cobra sentido si se encarna, se hace vida y se orienta a la solución de las necesidades del hombre. 

8. La educación está cimentada en la fuerza constructiva del amor que trata, dirige y cuida con fortaleza, dulzura y caridad; que sabe corregir una falta, pero muestra más que ama de corazón a la persona; y que tiene como única preferencia al más pobre y desvalido. 

4. La educación debe favorecer el desarrollo de los valores humano- cristianos, para que el hombre sea agente transformador de su medio, anuncie explícitamente el Evangelio y realice la plenitud en Cristo. 

9. La autoridad del maestro procede de su capacidad para instruir más con el ejemplo que con la palabra; de mover por la persuasión y no por el imperio, y de conservar siempre la paz en su alma para comunicar paz a los espíritus. 

5. La educación acompaña a la persona para que construya en sociedad la historia. Cada sociedad, a través de sus diversas estructuras, influye en mayor o menor grado en la construcción de la identidad cultural del hombre. 

10. La educación exige el discernimiento que lleva a cumplir siempre la sentencia del Espíritu Santo; “Suaves en el modo, firmes en el objeto, sin presunción ni dureza, pero tampoco con pusilanimidad”.